¿Cara o Cruz? Hábitos Malos de un ARTISTA (Lo que no debes hacer).

Sin duda uno de los peores enemigos que puede tener un artista es uno mismo, somos las personas más auto críticas y en ocasiones las más destructivas de nuestro entorno, nunca quedamos satisfechos de nuestro trabajo , no damos por acabada una canción, pensamos que siempre puede quedar mejor, no por el hecho de ser personas exigentes y constantes sino por todo lo contrario, porque creemos que otros lo hacen mejor que nosotros, es decir, porque no creemos en nosotros mismos lo suficiente.
Si por el contrario somos el otro lado de la moneda, una persona con demasiada autoestima, sobradamente confiado en sus posibilidades, puede que encontremos en nosotros a un enemigo mucho peor, que inevitablemente cultivará una serie de malos hábitos que lo llevarán a su propia destrucción.

Si quieres ser uno de éstos dos artistas, te aconsejo que sigas al dedillo esta lista de malos hábitos:

Lo que NO tienes que hacer:

1. Deja que la televisión sea parte de tu educación y no te despegues de las redes sociales como Facebook.
Dicen que el tiempo es oro, y razón no les falta. Se pierde mucho tiempo dedicando tu vida a ver la de los demás por la televisión o en las redes sociales. Sigue dependiendo de lo que los demás hacen y olvídate de tu carrera musical.

2. Alimenta algún vicio.
Podría hacer una lista interminable de los vicios que cultivamos los músicos, pero creo que todos sabemos a los que me refiero. Si tuviera que elegir uno, escogería el de “mañana lo hago”. Tú escoge uno que te vuelva dependiente, inconstante, errático, deprimido, ansioso o inconsciente.

3. Desecha el orden.
Ni se te ocurra ponerle fecha y horario a algo que tenga que ver con tu arte porque cualquier plan, disciplina o rutina te hará parecer gente aburrida y tu eres un artista libre, capaz de improvisar en cualquier momento.

4. No confíes en nadie, puedes hacerlo todo tu.
¿Para que repartir el pastel si te lo puedes comer todo? Probablemente seas el único artista con 40 horas en su día, y tengas tiempo para crear, producir, grabar, llevar tus redes, actuar, promocionarte, etc…Evita tener un equipo de trabajo que te ayude si lo que quieres es hacer de todo menos música.

5. Bueno…confía ciegamente en tu manager y firma tu sentencia de muerte.
Nunca te asesores, un contrato se puede romper con dinero, mucho dinero. Delega ciegamente en un manager, ¿para qué involucrarte en tu carrera si él es el único que lo sabe todo? Él lidia con los demás y lleva las riendas de tu carrera, de tu vida. Tú sólo sirves para crear; que otro se encargue del resto, con un poco de suerte solo serás un número y te venderá al mejor postor con tal de hacer un buen trato mercantil.

6. Descuida tu salud.
No te olvides que eres ese artista bohemio, libre de perjuicios, que piensa que la alimentación sana y el deporte son para obsesivos y superficiales. Si quieres una rutina, que sea la del sofá y el mando de la televisión, seguro que hay programas donde a lo hacen por ti.

7. Olvida por completo para qué te dedicas a la música.
Si no eres un atleta olvídate de las metas, divaga, desoriéntate, pierde el rumbo, haz de tu vida un laberinto sin salida. Nunca falla.

8. Rodeate de gente tan destructiva como tu.
Sin duda es el peor de los hábitos de un artista, rodearse de gente negativa. ¡¡¡Si!!! los vampiros existen, sobretodo los que chupan energía. Si quieres que echen por la borda todos tus logros, rodeate de este tipo de personas.

Como has podido leer, son malos hábitos que te llevan al fracaso, intenta rodearte de gente y sobre todo creer en lo que haces y no hacer nada de lo leído, disfruta la música y haz de tu pasión, tu trabajo.

Javier Diez

Javier Diez

Co-fundador El Negocio de la Música, Productor, Compositor, Premio ASCAP de la música por “Sin Ti” Tommy Torres & Nelly Furtado.
Javier Diez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.